Una contingencia puede ocurrir en cualquier momento, ya sea un incendio, un temblor, un huracán, etc. Por ello, es importante contar con lineamientos preventivos, además de conocer las normales generales que debes seguir en caso de emergencias

Ten en cuenta estas recomendaciones de prevención:

Conoce las vías de evacuación y zonas de seguridad de tu casa y oficina

Asegúrate de contar con un kit de emergencia y un plan de contingencia familiar

Guarda documentos importantes en bolsas de plástico y en un lugar seguro

Mantén actualizados los teléfonos emergencia

Establece un punto de reunión con tu familia en caso de evacuación

Ubica las llaves de paso de agua y gas de tu hogar, para que en caso de emergencia puedas cerrarlas

En caso de incendio

Mantén la calma

Avisa de inmediato a las autoridades correspondientes qué está pasando

Si hay humo, camina agachado o gateando con un paño húmedo tapando boca y nariz

Si las flamas llegaran a alcanzarte no corras, tírate al suelo y rueda

En caso de encontrarte atrapado, cierra la puerta y pon paños húmedos debajo de la puerta. Trata de llamar la atención de las autoridades para que se produzca un rescate.

No podemos estar exentos de encontrarnos involucrados en un desastre, ya sea natural o hecho por el hombre. Lo que sí, es que podemos estar preparados para enfrentar de la mejor manera este tipo de siniestros. Toma este tipo de recomendaciones y sigue los señalamientos o rutas de evacuación que se encuentren en tu oficina o negocio.