Los primeros señalamientos fueron hechos por los romanos, se llamaron millarios ya que les proporcionaban a los viajantes, las millas que hacían falta para llegar a alguna zona determinada. Este tipo de señales tienen que ser iconográficas, generales y de comprensión mundial, ya que el viajero no tiene que detener la marcha para poder entenderles.

Las más comunes se pueden observar en carreteras y sirven principalmente como medida de prevención para los viajeros que no conocen los parajes y que pueden provocar o ser parte de un accidente. Por ello la importancia de la señalética.

Algunos referentes son:

SP-34

Previene al viajero sobre el cruce de ganado.








SR-8
Avisa al conductor que hay un punto de inspección.








SP-35
Hay un cruce de ferrocarril.








SP-36
Cruce de maquinaria agrícola.







SP-37
Habrá una reducción de velocidad por semáforos.








SP-39
Zona de ciclistas.







SP-40

Grava suelta que puede alterar el tráfico y causar accidentes.








SP-41
Tope en pocos metros (reducción de velocidad).


Este tipo de elementos iconográficos conocidos como señalamientos viales, han salvado millones de vidas, por eso siempre es necesario conocer su significado.